Inicio de sesión

Casi la mitad de lo Españoles felicitará las fiestas navideñas por SMS

Llega la Navidad y el Año Nuevo y con ellos las felicitaciones, los buenos (o malos) deseos y los balances del año que termina. 2009 será el año de la crisis.

 

NavidadDe hecho, hasta en las fiestas estará presente, pues 1 de cada 5 españoles piensa nombrarla en sus mensajes de felicitación. Quizá por ahorrar, quizá por comodidad, casi la mitad de los españoles felicita las navidades mediante sms (47%), mientras que la llamada la utiliza un 34%. Las tradicionales postales o las redes sociales, cada vez más en auge, a penas se utilizarán para este fin. A la hora de felicitar el año nuevo, los españoles somos previsores y no nos gusta dejarlo para última hora. La tarde del día 31 ya estamos recibiendo la mayoría de sms y llamadas para dar la bienvenida al año, pues el 46% de los españoles prefiere no atragantarse con las uvas y lo hacen antes. Aún así, el 30% es fiel a la tradición y hasta las 12 de la noche no felicita el nuevo año.

¿Qué le pedimos al nuevo año?

Año nuevo, vida nueva, o al menos, eso dicen. Ante la llegada de un nuevo año, los españoles esperamos que se cumplan nuestros deseos. Al 2010, hombres y mujeres piden deseos diferentes. Mientras el 50% de los hombres deseo que el 2010 llegue con un billete de lotería premiado, ellas prefieren que se acabe la crisis económica (40%). La paz en el mundo la dejamos para cuando nos sobra dinero en nuestros bolsillos, aunque aún siguen pidiéndola el 26% de los españoles.

La Navidad no es sólo momento de pedir, sino también de regalar. Este año, los que más recibirían serían los políticos… eso sí, carbón. Casi 3 de cada 4 españoles les regalarían carbón, mientras que el 22% dejaría carbón bajo el árbol a los banqueros y el 7% a los futbolistas.

2010… ¿año de bienes?

Si algo ha caracterizado al 2009 ha sido la crisis financiera. El paro, el endeudamiento de las familias… los españoles tienen muy presente los estragos de la crisis y quizá por esto no son muy optimistas. El 82% piensa que el 2010 no será el año del fin de la recesión y habrá que seguir apretándose el cinturón un poco más.

El Gordo de Navidad podría sacar del apuro a muchas familias, de hecho, casi la mitad (44%) de los españoles dejaría de trabajar si les tocase la lotería. Las cenas de Nochebuena y Nochevieja son una buena excusa para juntarse con la familia… o no. Para el 80% de los hombres y el 92% de las mujeres, no invitar a su familia política enestas fechas sería un placer. Además, destaca que el 10% de los hombres españoles preferiría que sus padres se quedaran en casa en Navidad.

En estas reuniones familiares, el tema preferido de conversación son las anécdotas que el año que termina nos deja a cada uno (55%), mientras que el fútbol es el asunto menos recurrido, sólo un 6,5% de los españoles cree que dominará la conversación de sus cenas navideñas. A los políticos puede que les piten un poco los oídos, pues un 26% cree que el tema estrella en sus sobremesas será la política.

Las comunidades autónomas

Uno de los objetivos del estudio es conocer las peculiaridades de las distintas comunidades autónomas, y en este caso, hemos querido acercarnos a nuestros clientes de Madrid, Cataluña, Andalucía y Galicia para conocer mejor su opinión sobre sus costumbres navideñas y sus deseos para el nuevo año. A continuación, encontrarás los datos principales de estas comunidades:

Los madrileños son los españoles que más utilizan las llamadas para felicitar las navidades a sus seres queridos, mientras que los gallegos prefieren hacerlo mediante SMS.
Los gallegos son los más cabreados con los políticos. Un 75% de ellos le enviaría carbón como regalo de Navidad.
El 62% de los hombres catalanes pide al nuevo año que le venga cargado de un premio de la lotería, mientras que el 50% de las catalanas prefiere que se termine la crisis. Sorprende que sólo el 5% de las gallegas desee que le toque El Gordo.
A la hora de dejar de trabajar si el azar les premia con un pellizquito, madrileños y madrileñas no se ponen de acuerdo. Mientras el 40% de los hombres lo dejaría sin dudarlo, el 71% de las madrileñas diría adiós a su jefe.
Los más optimistas con respecto al fin de la crisis son los andaluces y las madrileñas. Los más pesimistas, catalanes y gallegas.
Los hombres catalanes son los más nostálgicos, un 73% prefiere que sus conversaciones en Nochebuena y Fin de Año giren en torno a las anécdotas. Sin embargo, las madrileñas prefieren hablar de política (un 36%), antes que de hechos personales, fútbol o cotilleos.
Los andaluces, con un 77%, de poder elegir, preferirían que su familia política no acudiera a las cenas navideñas. Sorprende que, con un 21%, las madrileñas sean las españolas que más desearían perder de vista a sus hermanos en estas fiestas.

Su voto: Ninguno Promedio: 3 (1 vote)